Amor por promesa 0 Comentarios

La pregunta de Doña Montse se quedo flotando en el aire como si buscara una respuesta. ¿Cómo podía un padre vender a su hija? -Eso no puede ser-balbuceé incrédulo. -Señor, mi madre… -Sé que nunca me mentiría, Ximo-,respondí cabizbajo- pero permitirme estar atónito ante lo que acaba de contarme. ¿Saben por qué? ¿Qué lleva a un padre a

Leer más