Capítulo 4: Día libre

El enfoque de Lola 0 Comentarios

Me encantan los martes. No se si os habéis dado cuenta pero es que brillan con una luz especial. Puede que penséis que estoy loca, que los martes son solo el día que va después del depresivo lunes pero es que yo libro es día. Sí, sí, habéis leído bien.

1444590617_571723_1444753193_noticia_fotograma

Y ¿qué hago yo un martes? ¡Pero si todo el mundo trabaja! Pues, ¿que voy a hacer? Dormir como una ceporra y disfrutar de mi soledad.

Bueno soledad, soledad, tampoco porque hoy aprovechando que esta “enferma” Clara me ha arrastrado a mi y a mi Nikon D7000 hasta el retiro para que nos hagamos unas fotos.

Así que aquí estamos, como dos palurdas frente al Estanque Grande mientras que ella posa subida al escalón de la barandilla y yo le hago una sesión. Así, sin llamar la atención…

parque-retiro-madrid

-¡Como te vea algún compañero de trabajo, la vas a liar!¿Lo sabes, no?

-Bah, no creo que haya nadie-responde colocándose el pelo-Además, no seas ceniza.

Con una sonrisa en los labios enfoco a mi amiga. Está preciosa, los colores dorados del otoño realza el color de su melena y el tono de su piel. Lleva una bufanda granate jaspeada en gris que hace juego con el gorro y que le da un aspecto de niña buena.

Entre risas la veo posar mientras disparo ráfagas de fotos. A través del objetivo veo como su rostro alegre y sonriente se transforma en sorpresa.

Lentamente retiro la cámara con curiosidad, ¿qué ha visto?

———————

Con agobio miro la pantalla del móvil antes de meterlo en el bolsillo.

-David, tira el móvil al estanque-bromea mi hermano mientras teclea en su IPhone.

-No creas que no me dan ganas ¿dónde esta José?

-Lo he mandado a por algo para beber a aquel quiosco, me agobia tener una niñera.

Jon-Kortajarena-FF-Fall-Winter-2013-04

Con sorpresa miro a mi hermano. Nunca le había oído quejarse de nada que tuviera que ver con su profesión. Sin saber que decir ante su queja desvío la mirada hasta donde debe de estar su guardaespaldas. Pero lo que veo me sorprende más que el comentario que mi hermano me acaba de hacer. De un codazo atraigo su atención.

-Lucas, ¿has visto quien esta ahí?

Desinteresado, con las manos en los bolsillos sigue mi mirada. Una sonrisa perfecta me confirma que las ha visto.

-Vaya, la camarera torpe y su amiga ¿no te dio calabazas?

La mirada que le dedico sobra para que rompa a reír. Ya tiene guasa para un tiempo.

-Mira y aprende, hermanito.

Sin explicar más acelera el paso dirección a las dos chicas. A la vez que acorta la distancia se retira el gorro y las gafas de sol con las que se estaba camuflando. No lo puede evitar, Lucas Sanz es un chulo de primera.

———————

En cuanto oigo su melosa entiendo la cara de mi amiga sin necesidad de girarme.

-Buenos días señoritas, ¿qué tal estáis?

Cierro los ojos mientras suelto un «Mierda» mentalmente. Ante la figura congelada de mi amiga decido ser más educada de lo que lo fui cuando nos conocimos y presentarnos.

– Hola, yo soy Lola y ella es Clara- digo señalando a mi amiga quien aún no reacciona.

maria_leon_debuto_en_sms_0

Después de darme dos besos se dirige a Clara tendiéndole la mano para ayudarle a bajar.

-¿Qué tal, preciosa?

En ese momento, la aludida se descongela volviéndose la fan más patética que os podáis imaginar. Colgada del cuello del cantante da saltitos mientras que llora como un bebé.

Entretenida por la imagen que se está formando delante de mis ojos, giro un poco la cabeza y aprovecho para hace unas fotos. Estoy segura que cuando las vea se morirá de la vergüenza pero al menos tendrá un bonito recuerdo.

-Así que la fotografía es tu don-dice alguien a mi oído.

Y, en serio, os prometo que no se quien me habla hasta que giro la cabeza en busca de su voz. Pero en cuanto le veo no puedo evitar que la sangre me hierva.

«Mi don dice…menudo gilipollas»pienso en cuanto le reconozco.

-Lola-digo tendiéndole la mano.

-David.

Al estrechar nuestras manos noto como el tacto de su piel suave y firme me envuelve. Retirando rápidamente la mano vuelvo a coger la cámara que tengo colgada del cuello.

-Venga, Clara, poneros guapos que os hago una foto-digo ignorando deliberadamente a mi acompañante.

Después de unas cuantas fotos más, Lucas de nuevo oculto por su gorro y sus gafas de sol propone que demos una vuelta por el parque.

Disgustada veo como Clara en vez de tener en cuenta mi opinión se cuelga del brazo de Lucas Sanz y echa a andar.

Con recelo miro a mi compañero de paseo. ¿En serio?,¿lo tengo que aguantar?

———————

No puedo negar que su cara de fastidio al ver como se alejaban mi hermano y su amiga me molesto. Y para ser sincero más de lo que me gustaba reconocer.

No estoy acostumbrado a que me desprecien y con esta mujer ya van dos veces. ¿Qué coj… le pasaba?, ¿acaso no tiene ojos en la cara?

Porque aunque esta feo decirlo, Lucas es guapo, pero yo no me quedo atrás. ¿Por qué se muestra distante?

Sean-OPry-for-OVS-industry-Fall-Winter-2011.12-MaleModelSceneNet-02

Después de veinte minutos siguiéndole a cierta distancia junto a José me estaba volviendo loco. La veo ignorarme deliberadamente mientras hace fotos, y yo solo tengo ganas de estampar la cámara contra el suelo.

Aunque sospecho que si lo hago me va a odiar eternamente, por lo que me contengo de hacer el cavernícola.

En un intento por suavizar la situación propongo ir a comer algo. Aunque al principio se niegan a que les invitemos a comer, solo hace falta un guiño de ojo de mi hermano para poner a su amiga a nuestro favor. Maldito manipulador.

Se alejan unos pasos a conversar hasta que veo como suspira mirando al cielo con impotencia ante las peticiones de su amiga.

-Bueno, pero algo rápido que tengo muchas que hacer-acepta llegando hasta donde estamos nosotros.

Esta vez Lucas se coloca entre las dos amigas para llevarles hasta el restaurante que he propuesto para comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *